Arte antiguo para decorar su hogar

Y es que los objetos en cuestión valen poco porque entre el primer propietario y el segundo se reparte el valor y la vida de unos bienes cuya duración absoluta excede los deseos de uno sólo. Sólo antiguamente, lo vetusto y usado se rechazaba como un triste asunto de la caridad. Materia de beneficencia. El ejercicio de buscar entre lo usado ha cobrado un interés que se emparenta ahora tanto con la preocupación por el derroche como con el gusto por el arte antiguo. Es una actividad que aúna la atracción de la oportunidad y la excitación de la pesquisa. Un juego de azar estético y económico para gastar con imaginación y mucho rendimiento.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>