Pintura impregnante para proteger la intemperie

Los colores elegidos aluden al vino. Se pintaron con derrite, al que se le agregó un impregnante para protegerlos de la intemperie. En todas las ventanas, las cortinas, hechas en las cárceles de Mendoza, resguardan el interior de la posada del ardiente sol de la tarde, hora de dormir una buena siesta.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>