Tonos para el exterior

Se ha fantaseado demasiado con que los colores para el exterior de la casa deben ser notables. Incluso en países donde lo notable no pasa por el color de los frentes, hay barrios enteros pintados iguales, como un código propio donde lo individual se condiciona en favor de la armonía y del sentido comunitario. A mime parece más lógico que cada material tenga un color propio, es decir, que la carpintería se diferencie de la mampostería y también de los techos.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>