Una pared viva

Las dos bibliotecas simétricas que se apoyan en la pared con una colección de libros de diseño le dan un marco especial y mucho color al comedor. Dos sillitas barrocas custodian la salida al patio. El toque de humor está dado por el par de sillas Luis XVI tapizadas en cuero, con dibujos estilo Magritte en el respaldo.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>