Aprovecha la pared que queda libre

Una buena idea es utilizar unos armarios altos de cocina y colocarlos en forma de L para completar el espacio de almacén. Elige modelos acabados en madera o laqueados a tono con el resto de muebles de la habitación. Debajo puedes situar unas baldas que, además, harán las veces de cabecero; así no desperdiciarás ni un centímetro. Para que soporten bien el peso, refuerza con tacos o escuadras el punto de unión con la pared.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>