Archivo para la Categoría » Arte Africano «

Arte antiguo para decorar su hogar

Y es que los objetos en cuestión valen poco porque entre el primer propietario y el segundo se reparte el valor y la vida de unos bienes cuya duración absoluta excede los deseos de uno sólo. Sólo antiguamente, lo vetusto y usado se rechazaba como un triste asunto de la caridad. Materia de beneficencia. El ejercicio de buscar entre lo usado ha cobrado un interés que se emparenta ahora tanto con la preocupación por el derroche como con el gusto por el arte antiguo. Es una actividad que aúna la atracción de la oportunidad y la excitación de la pesquisa. Un juego de azar estético y económico para gastar con imaginación y mucho rendimiento.

Mascaras africanas en decoración del comedor

Ligera y dócil de trabajar, es además práctica para los objetos de culto que deben ser transportados y, a veces, se acompaña de otros materiales. Pero también el árbol tiene un prestigio tradicional en África. Sin embargo, no todo son ventajas, ya que su fragilidad ante la humedad y lo apetitosa que les resulta a las termitas esta madera han hecho desaparecer las obras del pasado, por lo que en la actualidad es muy raro encontrar piezas con más de cien años realizadas con este material. Cada tribu y cada etnia tiene un arte que le es propio. La gran diversidad del arte africano es el resultado de la turbulenta historia del continente y de las influencias de las migraciones que desde tiempo inmemorial recorrieron sin cesar sus tierras, siguiendo la rutas de las antiguas caravanas.

Probablemente, por este devenir histórico, los centros de producción artística son más numerosos en el oeste y en la cuenca del río Congo. La zona donde más se desarrolló la escultura abstracta geometrizante es el Sudán occidental. Los dogones han conservado intactas sus tradiciones y sus obras son de una majestuosa austeridad. Los bambaras tienen una amplia producción de mascaras africanas, pero son particularmente célebres las que representan grandes antílopes audazmente estilizados.

Máscaras y estatuas del arte africano

El arte africano es sumamente espiritual. Su razón de ser no es estética, sino religiosa y su belleza busca el favor de los dioses. Las máscaras y esculturas son verdaderamente médiums de un poder sobrenatural. No intenta el artista del África negra reproducir la realidad; por el contrario, quiere interpretarla y hacerlo de una forma absolutamente personal, esquemática, intelectualizada, tan irreal como sea posible. No obstante, el arte negro se manifiesta de formas muy variadas y va desde la más absoluta abstracción geométrica al realismo más expresivo.

El artista tenía algo de sacerdote, pues su labor debía ser fervorosa para tener buenos resultados. Era un poco eremita: ayuno y abstinencia sexual le preparaban para su misión. Para esculpir se retiraba a la soledad y su trabajo lo acompañaba siempre de sacrificios y cantos. La madera es la materia preferida, aunque también hay esculturas en piedra.