Archivo para la Categoría » Baules «

Baúl antiguo de madera y chapa

Colgado de la pared, mueble con colección de jarritas pintado de blanco. Baúl antiguo heredado, en madera y chapa, en el Mercado de las Pugas de Dorrego. Arriba, castillo que pertenece a una colección del siglo XIII A.C, son maquetas originales de Siria y se encuentran en el Louvre de París. Otros son copias hechas con arcilla, por APC. Jarritas de chamóte, inspiración de Trida Guild, cenicero de arcilla, todo de APC. El cuadro es de Mercedes Taylor.

Diseño de baules antiguos

De diseño sobrio y formas simples, su principal atractivo se encuentra, precisamente, en la calidad de la madera, proveniente del corazón del castaño. Muchos compradores valoran encontrar un parche añadido a los baules, prueba de su intensa actividad en otro tiempo. Hacia finales del siglo XIX se puso de moda entre las parejas jóvenes recibir clases de talla de madera. Muchas aplicaban lo aprendido a sus viejos baúles y grababan fechas señaladas, como la de su boda. Por eso, la fecha que encuentres grabada en el baúl no siempre coincidirá con la de su realización.

Cofres de madera para el hogar

Aunque hoy son muchos los que siguen dando los cofres de madera su utilidad originaria y guardan en él la ropa de la casa, puede ejercer otras muchas funciones. Resulta práctico en el salón, como mesa de centro o mesita auxiliar y en el dormitorio, a los pies de la cama o como mesilla de noche. Aúneme pueden encontrarse piezas de gran belleza realizadas en cuero, metal y tela, los compradores sienten debilidad por los de madera. Si te animas a hacerte con uno, asegúrate de que está en buenas condiciones observando detalladamente la madera. Comprueba su estado y calidad a través de los nudos y las vetas. Encontrarás baúles de pino y de nogal, aunque los de castaño gallego son de los más considerados.

Historia de los baules en madera

Los más lujosos estaban decorados con herrajes y marquetería o profusamente tallados, pero el paso del tiempo les llevó a la sobriedad, por lo que los baules en madera de este siglo apenas lucen detalles decorativos. Uno de los principales atractivos de los baúles radica en su gran versatilidad. Los egipcios los utilizaban para tener a buen recaudo sus tesoros y los antiguos mercaderes guardaron en ellos valiosas mercancías. A partir del siglo XVI, las jóvenes casaderas unieron en las llamadas arcas de novia el contenedor en el que depositar, además de sus ilusiones, su ajuar. Eran piezas grandes, meticulosamente trabajadas por dentro y por fuera. Su interior era un mundo de recovecos, con pequeños cajones y puertas en los que la novia guardaba sus regalos más preciados.

Baules y arcas en madera

Al contemplar una vieja arca o baules marcado por el tiempo, a uno le gustaría que pudieran hablar, para narrar con detalle lo que han albergado y vivido con el paso de los años. Y es que muchas de estas voluminosas piezas recorrieron buena parte del mundo a bordo de trenes y barcos, guardando celosamente ropas, vestidos y joyas de gran valor. Sin embargo, no todas tuvieron una vida tan emocionante.

Frente a esas piezas afortunadas, algunas de sus parientes más cercanas tuvieron que conformarse con ocupar un destartalado granero y guardar la cosecha año tras año. De hecho, son muchos los baúles y arcas que actualmente llegan a las tiendas de almonedas para ser restaurados y todavía conservan restos de trigo o cebada en su interior que testimonian su pasado.