Archivo para la Categoría » Casas Rurales «

Fachada y muros de piedra

Mantuvieron la arquitectura original de la casa, con la fachada e interior de muros de piedra, para que la casa recuperara su imagen sobria y señorial del pasado; renovaron el jardín, la piscina y las instalaciones, para ofrecer todas las comodidades a sus huéspedes; y realizaron un magnífico porche, donde ahora hay una terraza.

Alojamiento rural de calidad

En su rehabilitación y decoración se volcaron completamente los propietarios, Brigitta Schmidt y Severino Jallas, ya que tenían clara la idea de ofrecer un alojamiento rural de calidad, alejado del estilo rústico tradicional.

Decoración en hotel rural

En la localidad de Avinyonet de Puigventós, muy cerca de Figueres, en Girona, se encuentra Mas Falgarona, un hotel rural perfecto para descansar unos días y olvidarse de las prisas. Los orígenes de esta masía de barro y piedra se remontan al siglo XIV.

Diseño de casa veraniega

En un paisaje voluptuoso de pinos y cipreses, Norman, arquitecto catalán de origen escocés, ha creado una casa veraniega que evoca un blanco y sobrio transatlántico. “No quiero más que el agua y su ruido” sugirió el propietario al encargar el proyecto.

Ambiente rural en casa decorada con madera de pino

Como en las cocinas de antes, la mesa es uno de los elementos clave de la estancia. Se encuentra en el centro y puede utilizarse para comer o como superficie de apoyo para preparar alimentos. Las sillas recuperadas, vestidas con cojines, y el resto del mobiliario, en madera de pino lacada, aportan el toque final a un ambiente típicamente rural.

Mantel de cuadros para una atmósfera campestre

Los complementos escogidos recrean una atmósfera campestre especialmente cálida. El mantel de cuadros, el girasol, los cuencos de cerámica: no hay nada fuera de lugar. Los pequeños cuadros que adornan la pared y la estantería añaden notas de inocente romanticismo.

Gran comodidad en casas rurales baratas

La pequeña casita frisona del reportaje, en su origen una típica casas rurales baratas, está situada en la costa del mar del Norte. Sus propietarios, por su actividad profesional, no precisaban permanecer todo el tiempo viviendo en la ciudad, de hecho, necesitaban más la tranquilidad del campo, para poder realizar con libertad su trabajo, que sufrir la incomodidad de la ciudad, aún con las ventajas de sus múltiples servicios.