Archivo para la Categoría » Decoracion Dormitorios «

Dormitorio como zona de trabajo

El dormitorio principal se utilizó como dormitorio, propiamente dicho, y zona de trabajo, dado que el espacio permitía crear ambos ambientes. Una moqueta gris cubre el suelo de toda la habitación, así como de la tarima sobre la que reposa la cama; sobre ésta se dispuso una colcha y unos almohadones de Hermanos Rodríguez; encima, una manta de color granate adquirida en Loewe.

Sustituye el cabecero por un arcón abatible

Te resultará muy práctico para almacenar pijamas, sábanas y mantas.
Una estupenda solución es rematarlo con una útil repisa que servirá para colocar libros y álbumes de fotos. Además, si la zona de estudio está ubicada en la misma pared que la cama, puedes prolongar dicha repisa hasta este ambiente, de manera que haga las veces de escritorio. Pero en este caso, la superficie deberá medir, como mínimo, 50 cm de fondo.

Cestas o cajones debajo de la cama

Esta zona posee un gran potencial de almacenaje que no debes pasar por alto.
Cuando se trata de camas individuales, lo normal es situar en este hueco unas cajas para almacenar ropa de cama, algunas prendas de vestir y juguetes menudos. Pero también las camas nido y las literas ofrecen una solución similar, pues gran parte de diseños que podemos encontrar en el mercado incorporan un módulo bajo con cajones. Además, al tener ruedas, se desplazan fácilmente.

Aprovecha la pared que queda libre

Una buena idea es utilizar unos armarios altos de cocina y colocarlos en forma de L para completar el espacio de almacén. Elige modelos acabados en madera o laqueados a tono con el resto de muebles de la habitación. Debajo puedes situar unas baldas que, además, harán las veces de cabecero; así no desperdiciarás ni un centímetro. Para que soporten bien el peso, refuerza con tacos o escuadras el punto de unión con la pared.

Diseño de cielorraso en dormitorio

En el dormitorio principal, las paredes y el cielorraso fueron enteladas con diseño de William que también se prolonga en el respaldo de la cama y la colcha.

Cuando el ingenio le ahorra espacio

El ejemplo que presentamos este mes es el tipo de los matrimonios que tienen hijos niño y niña y poco espacio en su hogar. Esto durante algunos años no supone un grave problema, pero llegan determinadas edades en las que, por uno u otro factor, es importante que cada uno tenga una independencia, si bien, lógicamente, siguen estando en perfecta armonía y comunicación como buenos hermanos.

Esta estriba, por ejemplo, en un sencillo mueble de madera, cuyo esquema ven perfectamente en la parte superior (en el taller de fabricación) de ambos lados. Observe que en la primera, el hueco está en la parte inferior, mientras que en la segunda se halla en la superior (debiéndose subir por la original escalerita), lo que independiza ambos lados de una manera total y absoluta.

Antiguo dormitorio estilo Luis XVI

Este dormitorio resulta muy bien decorado, pues se ha procedido a ello según criterio muy acertado. Primero se eligió el tipo de camas y mesillas, colocándose éstas de estilo Luis XVI, en marfil y dorado, con rejilla. Las paredes de la habitación se dejaron en blanco, excepto la del cabezal, que se tapizó en papel imitación seda, tipo sedax en azul. También en este color se eligió la colcha de raso. El armario empotrado tenía las puertas sin revestir, lo cual se hizo muy acertadamente siguiendo el estilo de los muebles, en color marfil y marquetería en dorado.

Dormitorio con estilo minimalista

El dormitorio impacta por su estilo minimalista y el sello que impone el blanco. Dos lámparas con pantalla de pergamino flanquean la cama tapizada en gamuza beige.

Cama de hierro con mosquitero

La cama de Delfina es de hierro patinado y tiene un mosquitero de tul que la convierte en un lugar muy acogedor para tirarse a leer. El cubresommier es de algodón con bordados, y el cubreplumón, de lino. La banqueta cónica tapizada en verde manzana contrasta con lo antiguo.

Decoración para suite matrimonial

Un pasillo largo comunica la suite matrimonial con los vestidores. El piso de madera está pintado de blanco, al igual que las paredes, lo que da una sensación de gran espacialidad. Se destaca la cómoda de estilo Art-Déco.