Flores Preservadas: 5 Tips para la decoración con flores.

flores preservadas

Las flores preservadas son la última tendencia para los apasionados de la decoración con flores.

La infinidad de creaciones que puedes hacer con ellas depende del límite de nuestra creatividad.

Seguro habrás escuchado más de una persona decir: “No me gusta comprar flores porque siempre mueren muy rápido». ¡Su intuición es correcta!.

La industria tradicional de las flores cortadas no solo es un derroche, también es mala para el medio ambiente. Pero, ¿y si pudieras comprar flores cortadas que duren años?

¡Resulta que se puede!, gracias a una innovadora técnica de conservación de flores desarrollada en Japón de la cual hablaremos en este post.

¿Qué son las flores preservadas?

Las flores preservadas son flores naturales, de apariencia fresca pero cuyo proceso de envejecimiento ha sido congelado. Estas conservan su aspecto juvenil durante varios años después de la estabilización, sin necesidad de mantenimiento ni de agua. Solo asegúrate de protegerlos de demasiada humedad y luz solar directa, que pueden hacer que pierdan su brillo con el tiempo.

flores preservadas rosas

La producción de flores estabilizadas es similar a una ruptura en la curva de madurez de la planta. Esta hazaña es posible gracias a la sustitución de la savia natural de la flor por glicerina; este proceso permite que la flor conserve su estado original durante varios años sin perder flexibilidad ni brillo colorimétrico.

¿Cuál es la técnica utilizada para conservar las flores?

Con más detalle, el arte de la estabilización sigue los siguientes pasos:

  1. Recogemos las flores mientras están en plena floración.Las flores frescas se cortan cuando están en la cima de su belleza y luminosidad.
  2. Las remojamos durante varios días en una solución preparada con glicerina, sales minerales y agua. Se utilizan productos químicos especiales no tóxicos y no corrosivos para extraer el contenido de agua junto con proteínas, azúcar y pigmentos.
  3. Las flores se someten a un proceso de rehidratación al colocarlas en una mezcla orgánica elaborada con glicerina y otros elementos vegetales.
  4. La solución química asciende gradualmente por el tronco hasta que sustituye por completo a la savia y le da forma.
  5. A las flores también se les pueden introducir diferentes pigmentos y aceites esenciales para darles olores y colores.
  6. Luego se deja secar durante varios días. semanas, asegurándose de que las cabezas de las flores estén hacia abajo
  7. En pocos días, las flores estarán listas para ser utilizadas.

No todas las flores pueden soportar este tratamiento, por lo que solo se utilizan las especies de rosas más fuertes. Y cada flor se selecciona cuidadosamente y se corta solo en la cima de su floración.

flores secas

Sin embargo, el proceso de estabilización se dividirá en varias técnicas más complejas dependiendo de las flores y el follaje, como la estabilización por inmersión, por ejemplo. 

Algunos métodos combinan varias técnicas al mismo tiempo.

La ventaja: este conocimiento tiene un impacto ecológico relativamente bajo y la mayoría de los productores que lo mantienen en funcionamiento tienden a lo orgánico.

¿Cómo cuidar las flores preservadas?

La respuesta corta es: ¡no es necesario!

Manténgalas alejadas de la luz solar directa y no las moje. Un ambiente húmedo podría reducir su vida útil. Almacenarlas en un recipiente como una campana o una vitrina de vidrio reducirá el efecto de la humedad.

Si quieres limpiarlas, hazlo suavemente con un pañuelo seco.

¿Cuál es la diferencia entre una flor seca y una flor preservada?

Las flores preservadas y las flores secas tienen virtudes diferentes pero complementarias, especialmente cuando se trata de crear accesorios de boda atemporales pero naturales.

Son dos técnicas diferentes utilizadas son el secado y la conservación; además de mantener su belleza, estos métodos permiten que las personas conserven durante más tiempo la importante memoria que pueden tener algunas flores. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre secar flores y conservarlas? ¿Y cuál técnica es mejor?

Flores secas

El secado es el proceso más conocido que utiliza técnicas tradicionales que se han utilizado durante décadas. Es una de las formas más fáciles de retener flores durante un período de tiempo prolongado; los deshidratas, eliminándolos de toda su humedad natural.

Una vez que se seca por completo, su apariencia natural se daña notablemente, pero un proceso de coloración y montaje puede realzarlo ligeramente. Secar flores es un procedimiento simple con resultados rústicos, sin embargo, puede haber algunos problemas.

El aspecto suave y natural de las flores frescas se borra por completo durante este proceso y se vuelven extremadamente quebradizas y sensibles. Los tallos se romperán fácilmente, los pétalos se caerán y el tinte agregado, para enriquecer el color, aún se desvanecerá. Su ramo especial durará más si se seca, pero tendrá que sacrificar el placer estético que solía brindar.

Flores preservadas

Un método científico más moderno para prolongar la vida de las flores es preservarlas que consiste en cosechar flores frescas en la cima de su belleza y se les inyecta una mezcla orgánica para reemplazar su savia. Estas flores frescas ahora podrán mantener su textura natural mientras vivan durante mucho tiempo.

Las flores conservan su flexibilidad y se pueden cortar y colocar exactamente de la forma en que colocaría las flores frescas. No hay absolutamente ninguna necesidad de mantenimiento. Si necesita flores elegantes a diario, las flores preservadas se ven más caras que las secas, pero también son económicas.

Categorizado como Ideas