Etapas del diseño de interiores: Trabajar con un diseñador

disenador de interiores

Si está pensando en trabajar con un diseñador de interiores profesional por primera vez, es posible que se pregunte qué implica el proceso de diseño de interiores.

Si desea diseñar el interior de su hogar por su cuenta, nuestros consejos de diseño de interiores pueden ayudar, pero para proyectos más grandes, ¡lo mejor es trabajar con un verdadero profesional!

Aquí hay una descripción general rápida de lo que puede esperar cuando trabaja con un profesional.

Tabla de contenidos

Proceso de Diseño de Interiores

El proceso de diseño de interiores generalmente comienza con una consulta, durante la cual el diseñador lo conocerá a usted, su estilo y sus necesidades para el espacio.

A partir de ahí, el diseñador desarrollará un concepto para el espacio, que se le presentará en forma de bocetos, representaciones o tableros de inspiración. Una vez que haya aprobado el concepto, el diseñador desarrollará un plan detallado, que incluye un cronograma y un presupuesto, y comenzará a buscar materiales y muebles.

El paso final es la instalación, durante la cual el diseñador supervisará la colocación de todos los muebles y la decoración.

1. Consulta inicial

Aquí es cuando se reunirá con su diseñador de interiores y discutirá los objetivos, el presupuesto y el cronograma de su proyecto. También recorrerás el espacio y tomarás medidas.

El diseñador utilizará esta información para desarrollar un concepto para el espacio. También discutirá el presupuesto y lo que espera gastar en el proyecto.

2. Desarrollo del concepto de diseño

Una vez que su diseñador de interiores comprenda su visión, comenzará a trabajar en un concepto de diseño para su espacio. Esto puede incluir tableros de inspiración, bocetos y planos de planta. El objetivo es capturar la sensación general y el aspecto del espacio. Podrá proporcionar comentarios y realizar cambios en esta etapa.

Es probable que su diseñador siga los principios clave del diseño de interiores:

  • Equilibrio: se refiere a la distribución del peso visual en una habitación. Hay tres tipos de equilibrio: simétrico, asimétrico y radial.
  • Armonía: Esto se refiere al uso de colores, texturas y patrones similares en un espacio.
  • Proporción: Esto se refiere a la relación de un elemento a otro. Por ejemplo, la proporción de un sofá a una mesa de café.
  • Ritmo: se refiere a la repetición de elementos, como el color, la textura o el patrón.
  • Unidad: Esto se refiere a la cohesión general de un espacio.

3. Planificación del espacio

Una vez que se aprueba el concepto de diseño, su diseñador de interiores comenzará a trabajar en un plan de espacio. Esto tendrá en cuenta los muebles, el arte y otros elementos que utilizará en el espacio. El objetivo es asegurarse de que todo encaje bien y se vea bien en conjunto.

salon diseño de interiores

4. Selección de acabados y muebles

¡La selección de decoración, herrajes, acabados y muebles es una de las fases más divertidas del proceso de diseño de interiores! Aquí es cuando su diseñador de interiores lo ayudará a seleccionar colores de pintura, pisos, tratamientos de ventanas y otros acabados para su espacio. También lo ayudarán a seleccionar muebles y accesorios que se adapten a su estilo y presupuesto.

5. Instalación

Una vez que se hayan seleccionado todos los acabados y muebles, su diseñador de interiores supervisará el proceso de instalación. Esto incluye la coordinación con contratistas, servicios de entrega de guante blanco y otros proveedores de diseño de interiores. Una vez que todo esté en su lugar, su diseñador de interiores hará un recorrido final para asegurarse de que esté satisfecho con los resultados.

6. Presentación

¡Esta es la gran revelación! Su diseñador de interiores le presentará el espacio terminado y se asegurará de que esté satisfecho con los resultados. Felicitaciones, ahora tiene un espacio hermoso y bien diseñado que refleja su estilo y satisface sus necesidades. ¡Disfrutar!